La tropelía orteguiana: miserias y esplendores de la traducción

El controvertido ensayo Miseria y esplendor de la traducción (1937) nunca ha sido objeto de interés traductológico por la falta de fundamentación y conocimiento propio del objeto de estudio de esta disciplina. Su obra consiste en reflexiones en torno a la traducción y se inspira de la tradición hermenéutica alemana del siglo XIX, así como se inscribe en un período en el que la traducción comenzaba a ser cuestionada (en términos académicos) desde la Lingüística, pero también la Filosofía.

Aunque denostada por algunos traduperitos del suelo patrio, el ensayo orteguiano ha sido citado y referido por teóricos españoles como García Yebra o Santoyo, que ahí es nada. El filósofo organiza en forma de diálogo ficticio entre académicos y alumnos, y con clara finalidad didáctica, la reflexión que «desde la traducción hace de la traducción», o dicho de otro modo, aplica un enfoque hermenéutico sobre el fenómeno de la traducción. El inicio es, cuanto menos, provocador: «¿No es traducir, sin remedio, un afán utópico?». Extraordinaria cuestión para cualquier debate del ramo que se precie, pues aún seguimos los traductólogos entre función, sentido, original y tantas otras nociones para representar un hecho que sigue escapándose de la exactitud preconcebida.

Son varios los capítulos en los que se estructura este ensayo, aunque el de mayor interés es el quinto, que bebe a su vez de Sobre los diferentes métodos de traducir, obra de Schleiermacher (Über die verschiedenen Methoden des Übersetzens, 1813). En esto, Ortega y Gasset deja ver su germanofilia en detrimento de otras lenguas de aspiraciones universales como el francés, sobre la que afirma que, de todas las lenguas, es la que más dificulta la labor traductora.

Retomando la línea principal del ensayo, Ortega y Gasset sitúa al escritor y lector en orillas distintas, la traducción deberá hacer de medio de acercamiento, pero ¿quién se acerca a quién? El traductor habrá de decidir si toma la obra del escritor y la acomoda al lector, es decir, la lleva a su orilla; o al contrario, dificulta la tarea al lector, molestando lo menos posible al escritor. Al final el filósofo se moja y se decanta por las denominadas traducciones extranjerizantes, es decir, aquellas que muestras sus respetos al escritor y la obra original, frente a las cuales se encuentran las pseudotraducciones. Mantiene el pensador madrileño el purismo de Schleiermacher en su ensayo: facilitar al lector el texto original convierte a este en una paráfrasis, en otra cosa, en una pseudotraducción; mientras que obligar al lector a salir de su área de confort, de comprender el original en términos extranjerizantes, implica un estadio de superación en lo que respecta a comprender la obra en su naturaleza.

Ahora bien, el determinismo orteguiano se limita a la reflexión y la dialéctica fingida, carece de los fundamentos teóricos y prácticos suficientes para apuntalar su tajante postura; que es la interpretación hispanizada de lo que casi un siglo antes ya promovía el alemán. ¡Pero interpretación hispanizada más que necesaria en la España de la época! A partir de la cual muchos otros tomaron cartas en el asunto y siguieron filosofando sobre en qué consiste traducir.

Por lo tanto, ¿es posible la traducción para Ortega y Gasset? Saquen sus conclusiones, sin olvidar que el propósito materialista y funcionalista de la lengua que tanto ocupa ahora nuestra atención era desdeñado por estos pensadores que veían en la traducción un intento por encontrar un punto de encuentro entre los humanos en tanto que el lenguaje es la única forma de conocer, descifrar y aprehender la realidad en la que nos ubicamos.

Referencias

Ordoñez López, Pilar (2006). «Revisión del pensamiento de Ortega y Gasset sobre la traducción a la luz de la tradición hermenéutica». Sendebar, 17, 49-60.

Ortega y Gasset, José (1937). «Miseria y esplendor de la traducción». La Nación. Buenos Aires.Referencias

Santoyo, Julio César ( 1999). «En tomo a Ortega y Gasset: Miseria y esplendor de la reflexión traductora». Historia de la traducción: quince apuntes. León: Universidad de León, 237-250.

Schleiermacher, Friedrich. (1813, 2000). Sobre los diferentes métodos de traducir [traducción y comentarios de Valentín García Yebra]. Madrid: Gredos.

José María Castellano Martínez

Profesor Ayudante Doctor en la Universidad de Córdoba (UCO, España) | Doctor en Traducción e Interpretación | [Bukinœr] | Littérature-monde 📚 | 'Grand Tour'🚂 | Bádminton🏸 | Hijo del XX, testigo del XXI | · Líneas de investigación: Traductología, Historia de la Traducción, Traducción y Terminología en contextos institucionales.

More Posts

Follow Me:
Twitter


Autor: José María Castellano Martínez

Profesor Ayudante Doctor en la Universidad de Córdoba (UCO, España) | Doctor en Traducción e Interpretación | [Bukinœr] | Littérature-monde 📚 | 'Grand Tour'🚂 | Bádminton🏸 | Hijo del XX, testigo del XXI | · Líneas de investigación: Traductología, Historia de la Traducción, Traducción y Terminología en contextos institucionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.