La Biblia gótica de Wulfila

En el tiempo en que el cristianismo comenzaba a apagar las llamas de los cultos antiguos, fueron muchos los bárbaros que sucumbieron a la fe de Cristo. Wulfila (Ulfila, Ulfilas) se convirtió a la nueva religión de masas probablemente durante la misión diplomática de su pueblo ante el emperador Constantino, donde la actual Estambul, allá por el siglo IV de nuestra era. Un godo cristiano, una oportunidad para la evangelización de aquellos bárbaros que desconocían las buenas nuevas.

Wulfila fue nombrado obispo para los pueblos godos que habitaban la orilla del Danubio septentrional, ejerciendo también labor de misionero para su propósito evangelizador. Ahora bien, es importante destacar el hecho de que Wulfila promovía la doctrina de Arrio, dominante en el momento de su ordenamiento.

El arrianismo criticaba el dogma de la Trinidad y negaba la divinidad de Cristo. Antes las numerosas controversias, polémicas y enfrentamientos entre religosos, el emperador Constantino se vio obligado a convocar sínodo en Nicea en el año 325 en el que debatir tales consideraciones de importancia para la joven Iglesia. El concilio terminó condenando el arrianismo como corriente hereje, persiguiéndose muy especialmente en el imperio occidental, mientras que en el territorio oriental hubo mayor laxitud en condenar su predicamento. De ahí que Wulfila se impregnara de esta corriente durante su estancia en el imperio y, por ende,  la difundiera entre los pueblos godos antes de del mismo sínodo.

‘Bischof Ulfilas erklärt den Goten das Evangelium’
(El obispo Wulfila explica el Evangelio a los godos).
Fuente: Wikipedia Commons. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bischof_Ulfilas_erkl%C3%A4rt_den_Goten_das_Evangelium.jpg

El principal escollo en su labor evangelizadora fue la lengua, pues las Escrituras se hallaban en un idioma desconocido para los pueblos a los que tenía que dirigirse. Su misión desembocó en la traducción de la Biblia, tratándose de una empresa llena de dificultades y problemas lingüísticos y culturales. Para este propósito, el obispo creó un alfabeto con el que transcribir la lengua oral de los godos (el gótico). Tomó como referente inmediato el alfabeto griego, al que añadió elementos rúnicos y latinos.

Fuente: Gallica / Bibliothèque nationale de France. Peignot, Charles (dir.) (1930). Arts et métiers graphiques Paris. París: Argraphic, p. 1026.

A pesar de no conservarse la biblia gótica original, sí disponemos de reproducciones de la misma como la Biblia de Plata o Codex Argenteus (Universidad de Uppsala, Suecia). Se trata de un manuscrito del siglo VI que reproduce la biblia traducida por el obispo godo en el siglo IV. La traducción de Ulfila fue realizada a partir del texto griego, respetando de forma rigurosa la sintaxis original. En ella se aprecia censura por motivos morales: en tanto que el espíritu imperante entre los pueblos godos era muy belicoso, Wulfila dejó sin traducir, por ejemplo, el Libro de los Reyes debido a las numerosas batallas que se narran. La traducción, bajo el halo de la herejía continuada por este obispo, censurada por criterios subjetivos y reproducida en un gótico escrito de inspiración gráfica múltiple y sintaxis griega ajena al gótico, conllevó interpretaciones varias.

Su empresa religiosa se expandió por los Balcanes, aunque no todos los godos conversos le siguieron en su aventura. Muchos se afincaron en las regiones del Danubio meridional, propagando la herejía arria. Ésta fue una de las principales controversias entre los cristianos “romanos” y los conversos godos, lo cual avivó el enfrentamiento de ambos pueblos.

En lo que respecta a la lengua gótica, fue mantenida por los ostrogodos itálicos y los visigodos hispánicos hasta llegado el siglo X, cuando decayó en su uso y habla como consecuencia de las sucesivas derrotas militares en los territorios que estos pueblos gobernaban. Se trata, pues, de una lengua ya muerta.

El obispo godo ha dado nombre a un proyecto de recuperación de textos y escritos en lengua gótica, así como de antiguas lenguas germánicas en general, conocido como “Wulfila Project” (http://www.wulfila.be/) en el seno de la Universdadad de Amberes (Bélgica).

Algunas referencias:

Ruiza, M., Fernández, T. y Tamaro, E. (2004). «Biografía de Ulfilas». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea. Barcelona (España). Recuperado de https://www.biografiasyvidas.com/biografia/u/ulfilas.htm el 29 de diciembre de 2019.

Fernández, G. (1986). «Wulfila y el sínodo de Constantinopla del año 360». Antigüedad Y Cristianismo, (3), 47-51. Recuperado a partir de https://revistas.um.es/ayc/article/view/58681

José María Castellano Martínez

Profesor Ayudante Doctor en la Universidad de Córdoba (UCO, España) | Doctor en Traducción e Interpretación | [Bukinœr] | Littérature-monde 📚 | 'Grand Tour'🚂 | Bádminton🏸 | Hijo del XX, testigo del XXI | · Líneas de investigación: Traductología, Historia de la Traducción, Traducción y Terminología en contextos institucionales.

More Posts

Follow Me:
Twitter


Autor: José María Castellano Martínez

Profesor Ayudante Doctor en la Universidad de Córdoba (UCO, España) | Doctor en Traducción e Interpretación | [Bukinœr] | Littérature-monde 📚 | 'Grand Tour'🚂 | Bádminton🏸 | Hijo del XX, testigo del XXI | · Líneas de investigación: Traductología, Historia de la Traducción, Traducción y Terminología en contextos institucionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.